Blog dedicado para los y las amant@s de los pies bellos femeninos. Envia tu aporte a juan.g39@gmail.com para compartirlo con toda la comunidad fetichista.
Twiter: @ricospies
Disponible para Besar, Chupar, Lamer, Oler y Acariciar Pies de Chicas.

viernes, 17 de noviembre de 2017

sábado, 11 de noviembre de 2017

Suaves y ricas plantas y arcos en el bus

RELATOS: HAPPY ENDING

RELATOS: HAPPY ENDING - HANDJOB AND FOOTJOB

Sábado al mediodía, yo ubicado en un spa de masajes. La vi a ella una Venezolana con rasgos asiáticos, muy asiáticos, si parecía una chica de Tailandia de esos lares del mundo: tipo la pornstar Asa akira. 

Pasamos al privado, el sitio adornado tipo oriental (que coincidencia). Usaba tacones altos rojos cerrados de fondo plateado y vestida de conejita. Me acosté sobre la cama y me pregunta si quiero masajes en la espalda primero, y le digo que si justo lo que le iba a pedir ya que ella oriental y la habitación con las condiciones antes mencionadas era lo que aplicaba es este caso.



Tomo su kit y se sento sobre mi y sus delicadas manos comenzo a recorer mi espalda suavemente con el rico aroma de ella y combinado con el del aceite. Me daba ricos masajes desde el cuello hasta la parte baja de la espalda una y otra vez de un lado a otro y me quito todo el malestar que tenia en la espalda.

Luego de un buen rato asi de masajearme la espalda con las manos, le pedi que me diera masajes igual en la espalda pero esta vez usando sus pies. Hasta el momento yo no habia visto aun sus bellos pies. Ella me comenta que nunca habia hecho eso, que no sabia como hacerlo y textualmente me dice "soy virgen en dar masajes con los pies", me rio y le digo dale intentalo y ella comienza yo comienzo a sentir sus suaves plantas, sus delicados deditos, sus placenteros talones, y hasta sus pronunciados arcos acariciar mi espalda, mi cuello, mis gluteos.

Al igual que con sus manos sus pies me daban el placer a mi espalda y yo sin ver sus pies aún. Y la verdad de virgen en eso no tenia nada. Parecía una experta en ello. Le echada aceite y masajeaba ricamente, mi éxtasis fue lo máximo. Buenos minutos en esa posición para luego yo voltearme e indicarle que ahora el masaje pero en el pecho y barriga y fue cuando vi aquella delicada y pequeños pies y deditos de aquella mujer oriental-venezolana. Que hermosura y placer era verlos pasearse sobre mi cuerpo.

Al rato ya pasamos a otro nivel donde comenzó lo que el el fetiche se llama footjob. Ella insistía que no había practicado eso y yo le decía pero lo que haz echo hasta ahora es genial y muy bien sin inconvenientes. Yo me sentía muy pero muy bien ya que era como estar con una virgen que placer mas agradable. Comenzó ha tocar mi pene con las puntas de sus dedos y mi excitación ya estaba al limite, me hecho lubricante y yo le echaba también a sus lindos pies. Seguidamente inicio su masturbación con sus pies a mi pene, subía, bajada, me movía el miembro de un lado a otro, se le salia del pie y lo volvía a colocar, dejaba mi pene recostado de mi cuerpo y entre sus dedos aplicaba el masaje footjob, de a rato solo con sus plantas maravillosas de a otro rato solo con sus dedos, otro rato entre cada uno de sus deditos. y yo siempre acostado boca arriba mientras recibía placer de una chica asiática oriental-venezolana. De repente casi acabo (eyaculo) del inmenso placer del footjob y feetjob que me proporcionaba y es cuando la detengo y me pongo de pie.

Tome sus pies y me quedo observándolos detalladamente muy cerca de mi rostro admirando cada centímetro de sus pies, cada angulo, su color único de asiática de thai, lo delicado y suave que lucia aquella parte de su cuerpo que yo privilegiadamente tenia en mis manos. Al rato de observar, comencé a oler sus pies, con respiración profunda. Aquel aroma que desprendía aquellos pies era única de un achica con sus características, nunca había respirado ese aroma. Comencé con sus plantas desde los talones hasta las uñas de los dedos, desde el dorso de cada pie hasta dentro y cada una de las separaciones de los dedos, le olí hasta debajo de las uñas, wow que satisfacción la que tenia y sentía y ahora escribiendo estas lineas aun la recuerdo y la siento.

Después de satisfacerme con el aroma de sus pies procedí a sentarme en la cama con mi espalda recostado de la pared y ella en frente de mi con sus pies acariciaba, sobaba, masajeaba y rosaba sus pies, sus dedos, sus plantas y sus uñas en mi rostro, si!! si mi rostro ella jugaba con sus pies también me daba de suaves cachetadas con sus delicados pies, en aquellos minutos sentía y disfrutaba un éxtasis  incontrolable mientras yo me masturbaba al mismo tiempo. Luego volvimos a la posición inicial pero esta vez ella de frente y no de lado me hacia con gracia la masturbación con sus pies a su vez que lo combinaba con lo que se denomina el handjob si ella me masturbaba con sus manos a la vez que el sus pies un handjob y footjob al mismo tiempo ya estaba a punto de explotar cuando me levante la detuve la levante de la cama y suavemente le coloque nuevamente los tacones rojos que traía puesto la lleve hacia ventana de la habitación y viendo la vista hermosa que había de la cuidad la comencé a penetrar salvajemente de pie mientras observando sus pies dentro de los tacones, dos vistas hermosas la ciudad y sus tacones mientras la seguía penetrando.

Le quite el traje de conejita que tenia la acosté en la cama de espalda y con los tacones puestos la penetraba en cuatro observando la suela de sus tacones que eran de color mostaza. al rato la voltea le quito los tacones y comienzo a oler dentro de los tacones absorbiendo dicho rico aroma nuevamente. Coloco sus pies en mi hombro y seguía la penetración para luego colocar ambas plantas en todo mi rostro mientras seguía cojiendomela con toda la pasión que merecía.

Hay muchos detalles que no podre explicar en este relato para no hacer largo el relato y por tratarse de historias relacionados al fetichismo de pies. Lo cierto es que me volví a acostar y ella coloca un pie en mi rostro y otro en mi pene, el pie en el cara comencé a chupar, lamer, oler, acariciar y besar con pasión y entrega me babeaba del gusto, provocaba chuparla, era placentero. Y el otro pie me masajeaba el miembro con suavidad y de rato con rapidez. Luego comenzó lo maravilloso la combinación handjob y footjob ella le daba le daba me masturbaba con sus manos fuertemente de rato lentamente su pie rosando mis testículos hasta que ya no aguante mas tal trió de combinación de satisfacción (Oler pies y lamiendo, masturbación con manos y masturbación con pies) y explote en sus manos aquel liquido, el semen le cubría por completo el pie y mano derecha.

Lo mejor fue que ella durante al eyaculacion siempre iba al mismo ritmo que mi orgasmo es decir progresivamente hacia arriba y luego progresivamente mientras bajaba. No interrumpió su mano hasta no estar totalmente yo relajado.

Le pedi amablemente un par de fotos para el blog el cual posteo aqui en este relato.



Aquella tarde sali de aquel sitio con una sonrisa de oreja a oreja y me diriji a un pollos arturos a recargar energia.


Autor: Juan Gonzalez