Blog dedicado para los y las amant@s de los pies bellos femeninos. Envia tu aporte a juan.g39@gmail.com para compartirlo con toda la comunidad fetichista.
Twiter: @ricospies
Disponible para Besar, Chupar, Lamer, Oler y Acariciar Pies de Chicas.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Relatos (El arte de masturbar con los pies)


El arte de masturbar con los pies


“Los que apreciamos la belleza en los pies femeninos podemos sentirnos atraídos y excitados sexualmente por ellos, con su sola visión
Captura de pantalla 2013-12-24 a la(s) 20.49.18
Una de las experiencias más placenteras para nosotros se da cuando esos pies que admiramos entran en contacto con nuestros genitales, proporcionándonos placer físico además de visual.”
¿En qué consiste el footjob?
Un footjob (en inglés) es cuando alguien usa sus pies para masturbar a su compañero. Normalmente se trata de una mujer usando los pies para masturbar a un hombre, pero también es posible usar los pies para masturbar a una mujer. Masturbar con los pies es lo mismo que masturbar con las manos: se trata de una práctica sexual que carece los riesgos asociados con la penetración (por ejemplo, embarazos o enfermedades de transmisión sexual).
¿Dónde está el atractivo?
Muchos hombres tienen algún tipo de fetichismo por los pies – para ellos, los pies femeninos son muy atractivos. Cuando se combinan con la estimulación sexual a través de un footjob los resultados pueden ser muy explosivos. Por otra parte, la persona que realiza el footjob no recibe placer físico, pero puede estar satisfecha de haber proporcionado placer a su compañero.
Lo básico sobre footjobs
Es muy importante que tus pies estén limpios y libres de piel seca que podría irritar la piel del pene o la zona del clítoris. Si mantienes tus pies con cuidado y con buena apariencia, serán más eróticos. En cambio, si tus pies no están cuidados pueden dejar de ser atractivos.
Antes de realizar un footjob es muy buena idea excitar a tu compañero con los pies. Puedes empezar por acariciarle con tus pies, paseándolos por a lo largo de sus piernas y sobre la entrepierna. Si te parece bien, puedes permitir que tu compañero chupe o muerda los dedos de tus pies. Antes de que empieces a masturbarle con los pies podrías agarrar su pene entre el dedo gordo del pie y el siguiente.
También tienes que decidir dónde va a eyacular tu compañero. ¿Le dejarás que se corra en tus pies? Si el está de pie o de rodillas haciéndole el amor a tus pies, ten cuidado con su eyaculación, pues si tiene una buena corrida el semen podría terminar en tu cara.
Hay quien disfruta haciéndolo con los calcetines puestos, medias, o bien con unos zapatos, como no hay normas realmente todo vale, es más cuestión de probar e ir viendo lo que nos excita más. Pero ten en cuenta que si sigues, al final te espera el chorro de semen y quizás tus zapatos no sean de los que se limpian fácilmente.
Masturbar con los pies a un hombre
Hay varias maneras de masturbar a un hombre con los pies.
1. Tú controlas la situación, situando los pies en cada lado del pene y frotándolod hacia arriba y hacia abajo como si se estuviera masturbando con las manos.
Para realizar un footjob lubrica el pene (o las suelas de tus pies) y sitúalo entre tus pies. Muévelos hacia arriba y hacia abajo. También puedes moverlos hacia adelante y hacia atrás como si quisieras hacer rodar una salchicha entre las suelas de tus pies. Este movimiento funciona muy bien si se realiza en la cabeza del pene. Pero ten cuidado de no realizar movimientos muy vigorosos. Es difícil controlar la presión que ejerces con los pies porque no tienes el mismo control que en los músculos de las manos. Quizás necesites tiempo para encontrar la velocidad y el ritmo adecuado, pero esto es lo mismo que sucede en la masturbación con las manos y el sexo con penetración. Solamente tienes que aprender cómo le gusta a tu compañero.
También puedes probar una postura que requerirá un poco de esfuerzo de tu parte, pero que puede ser divertida y un buen ejercicio para la destreza de los dedos de los pies. Pide a tu pareja que se tumbe o siente en el suelo, frente a ti, mientras tú te sientas en una silla o un taburete. Para mí, los taburetes de mediana altura son mejores. Si te sientas en una silla demasiado alta tus piernas se pueden cansar pronto porque tendrán que estirarse. Así que busca un taburete de mediana altura o experimenta sentándote sobre algunas guías telefónicas o cojines hasta que obtengas la altura adecuada. Una vez lo hayas conseguido, ahora viene la parte delicada.
Salvo que seas totalmente increíble, los dedos de tus pies no son tan hábiles como los de tu mano, así que aunque pies y manos sean de la misma familia, no son capaces de 217_2 pies2.jpghacer las mismas cosas a no ser que practiques mucho con los dedos de los pies. Un buen movimiento para empezar es colocar su pene apuntando hacia el ombligo y frotar lentamente con los dedos de los pies a lo largo del mismo, desde los testículos hasta la punta del pene. Una variación de este movimiento es, si es posible, introducir el pene entre el dedo gordo y el siguiente y masturbarle de esta forma. Esta manera sencilla de tocar sus genitales con tus pies seguramente le gustará. Introduce variaciones, mueve los dedos de los pies alrededor del frenillo.
Aunque esto no se aplica a todos los amantes de los pies, si tu chico es como la mayoría de ellos estará en el paraíso con la combinación de la suela del pie en contacto con su pene y los dedos moviéndose. Podrías usar el otro pie para presionar ligeramente sus testículos.
Otra cosa que puedes intentar es mantener firme su pene erecto, sujetando la base entre el dedo gordo y el siguiente mientras que con el otro pie frotas el arco o los dedos alrededor del frenillo y la cabeza del pene. También puedes usar ambos pies para mover su pene hacia abajo, apuntando al suelo, y masturbarle así. Intenta concentrarte en sus reacciones y descubrir qué es lo que más le gusta.
2. Él lleva la iniciativa. Otra es que el hombre sostenga los pies con sus manos y sitúe su pene entre ellos. En esta última situación el hombre controla la presión, el movimiento, etc., mientras que en la primera situación el control lo ejerce la mujer.
El hombre puede preferir coger tus pies con las manos, situar su pene entre ellos y moverse como si le estuviera haciendo el amor a tus pies. De esta forma él controla la presión y la velocidad del footjob, y normalmente se obtienen mejores resultados (y más rápidos). Esto puede ejecutarse fácilmente estando el hombre de pie o sentado.
Una posición adecuada para este caso sería que te tumbaras y le ofrezcas tus pies para que él los coja y los guíe. Una forma de hacer esto es que ambos os tumbéis sobre vuestras espaldas, y entonces juntas las suelas de tus pies suavemente, las lubricas y dejas que tu pareja coja los pies e introduzca el pene entre ellos. Visualmente, esta postura es muy excitante y además tu chico tendrá la posibilidad de controlar la estimulación que está recibiendo.
También puede masajear tus pies a la vez que se masturba con ellos. Una variación de esta postura es que te tumbes sobre el estómago y dobles las rodillas manteniendo los pies juntos. Él se arrodilla detrás de ti (como a postura del perrito, pero con los pies) y sostener los pies en la posición adecuada para obtener el máximo placer. Las posturas descritas hasta ahora requieren poco esfuerzo de tu parte. Con ellas tu chico podrá disfrutar de tus pies sin que te agotes debido a las técnicas más exigentes.
Otra posibilidad es que la mujer se siente detrás del hombre, le rodee con las piernas y le masturbe con los pies.
Masturbar con los pies a una mujer
Realizar un footjob a una mujer es un poco más complicado. Básicamente se trata de usar tu pie, o los dedos del pie, para estimular el clítoris. Es posible penetrar la vagina con un dedo, con varios o incluso con todos en algunos casos. La mujer puede tumbarse y estirar las piernas mientras tu lubricas los dedos de tus pies y los sitúas sobre el clítoris. Haciendo movimientos circulares, hacia los lados, hacia arriba y hacia abajo se obtienen efectos muy parecidos a cuando se masturba con un dedo de la mano. Si lo deseas, puedes penetrar su vagina con (normalmente) el dedo gordo del pie.
Como se ha dicho, es recomendable utilizar algún lubricante, y puede ser aplicado a la suela de tus pies o en la persona que recibe el footjob. Sirven los mismos tipos de lubricantes que se utilizan para masturbar con las manos. También podría utilizarse vaselina. Pero ten en cuenta de que si utilizas vaselina y después planeas tener sexo con penetración usando un condón tendrás que limpiar toda la vaselina del pene, o de lo contrario el condón podría fallar.
Haciendo tus pies más eróticos
Para una mujer que quiere conseguir que el aspecto visual de sus pies sea más excitante, hay varias cosas que se pueden hacer. Una de las mejores es pintar las uñas de los pies. Por alguna razón, muchos hombres sienten atracción por las uñas de los pies pintadas de rojo. Si sabes que a tu chico le gusta esto, sorpréndele un día pintándote las uñas y ofreciéndole un footjob con los pies suaves tras una pedicura.
También puedes considerar los adornos para el pie, como las tobilleras o anillos para los dedos, que ayudan a realizar la belleza del pie. Muchos hombres también sienten atracción por las medias, así que también podrías incluirlas en el juego. Sin embargo, ten en cuenta que las medias podrían ser irritantes para la piel del pene.
Conclusión
Aunque los footjobs pueden parecer “extraños” a mucha gente, solamente son otro juego sexual que puedes añadir a tu repertorio para hacer que el sexo sea excitante y añadir variedad a las cosas que puedes hacer con tu pareja. Si tu chico o chica siente atracción por los pies, le gustan los tuyos y quiere hacerles el amor, ¿por qué no dejarle? Después de todo, tener sexo con tus pies es una de las actividades sexuales más seguras que hay.
Por último, pero no menos importante, deberías preguntar a tu pareja cómo le gusta ser tocad@, qué partes de tus pies encuentra más atractivas, etc. Esta conversación te servirá para estar más informada sobre su fetichismo, lo que le gusta y también podría servir para mantener un diálogo excitante y “caliente” si juegas tus cartas correctamente.
Esta parafilia no debe confundirse con la podofilia: el fetichismo que sienten algunas personas al ver, tocar, acariciar, chupar, oler, lamer ó besar los pies de otra persona. Cualquiera puede disfrutar de un buen footjob sin necesidad de ser podófilo.
Fuente   elblogaula.com

1 comentario:

  1. Muy buen relato... consejos que nunca están de más y muchas deben recordar. Me quedo con la parte de que hay q tener cuidado al masturbar con los pies y controlar la presión sobre el pene, es muy distinto a cuando controlan con sus manos.

    Salu2

    ResponderEliminar

Dejen sus opiniones, comentarios, sugerencias y aportes