Blog dedicado para los y las amant@s de los pies bellos femeninos. Envia tu aporte a juan.g39@gmail.com para compartirlo con toda la comunidad fetichista.
Twiter: @ricospies
Disponible para Besar, Chupar, Lamer, Oler y Acariciar Pies de Chicas.

viernes, 20 de febrero de 2015

RELATOS: OLIENDO ZAPATOS

OLIENDO ZAPATOS DE COMPAÑERA

Hola a tod@s esta es mi historia durante un mes el año pasado, lo que le hice a una compañera del trabajo con sus zapatos que usaba. Era una chica con pies pequeños, una morena muy sexy ella, le gustaba usar mucho esos tipos de sandalias que son cerrados y muy bajitas, y tacones los días jueves y viernes, el resto de semana las zapatillas esas que son cómodas para las mujeres. 

Ella solía tener dos calzados, una que traía puesto y otro que dejaba en la oficina para cambiar y lo dejaba en una de sus gavetas del escritorio de oficina. 

La historia es esa, todos los días al medio día después de comer la gente salia a la calle en la hora del descanso incluido ella y yo me quedaba solo en la oficina. Entonces un día se me ocurrió abrir una de esas gavetas y buscar la sandalia que dejaba allí, y así fue que encontré unos tacones negros bien altos y sexys que el viernes pasado había usado. Los tome y saque de la gaveta, los miraba fijamente de arriba abajo, las marcas de sus dedos, etc. e imaginándome sus pies allí como de hecho ya los había visto. Me levante y comencé a olerlos, olerlos y olerlos, disfrutar del aroma que quedaba allí en esos tacones luego de múltiples usos que le había dado esa morena. Luego comencé a pasarle la lengua justo donde quedan encajados los dedos y luego donde queda los talones. La pase muy bien ese día como 15 minutos. 

Luego otro día se me quedo el gusto y fui nuevamente a buscar esos tacones negros pero no estaban allí en su lugar encontré unas zapatillas. Me alegre de que fuera otro calzado igual los tome y el mismo procedimiento los olí esta vez con profundidad ya que como saben allí se concentraba mas el olor al ser cerrados y wooww que emoción y sensación sentía al hacer eso. Incluso mientras olía uno el otro lo colgaba de mi pene para disfrutar doble. 

Del mismo modo mi nariz se aromatizaba de sandalias bajas abiertas (mis favoritas) bien sucias y marcadas. 

Y así fue fue ese actuar durante un mes al medio día en horas del almuerzo y en la mañanita antes de que ella llegaba a su puesto de trabajo. Y en ese transcurso de tiempo pude oler y disfrutar de al menos cinco (5) "shoes". 

Autor: Anónimo
Editado por: Juan Gonzalez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejen sus opiniones, comentarios, sugerencias y aportes